Ecológica, resistente y versátil

Exteriores madera

Si tienes un espacio exterior y lo que quieres es dotarlo de la calidez de la madera natural entonces aquí podrás encontrar algunas de las más usadas y que son aptas para estar a la intemperie, soportando la humedad y el sol.

Son maderas resistentes, que podrás colocar en la terraza, patio, porche, en el jardín o alrededor de la piscina.

Aunque estas maderas tienen una resistencia natural tendremos que aplicar tratamientos protectores, de esta manera, aseguraremos una durabilidad a la tarima muy prolongada.

Algunas de las que podrás encontrar:

Madera de IPE. La madera de IPE es una madera tropical originaria de Sur América, actualmente es la más conocida y demandada ya es muy resistente, presenta una alta densidad que le aporta una excelente durabilidad en ambientes húmedos, además de su resistencia a los hongos, termitas y los golpes. Presenta un acabado muy elegante con un tono rojizo intenso y con un mantenimiento anual será más que suficiente para que se mantenga en un estado perfecto.

Madera de Teca. La teca es originaria del sudeste de Asia, aunque también se encuentra en plantaciones de áreas tropicales en África y en América Latina. Con excelentes cualidades de resistencia que la hacen ideal para toda clase de trabajos en exteriores, su alta resistencia al agua, al agrietamiento o la ruptura se deben a que tiene un aceite natural que la hace impermeable, al igual que el IPE tiene propiedades antisépticas que la hacen resistente a los hongos y termitas. Normalmente tiene un color marrón dorado intenso.

Madera de Iroko. También conocida como la Teca Africana, es una madera natural de África y tiene un tono amarillento que oscurece hacia un bonito marrón. Resistente a los insectos y hongos. Con características muy similares a la Teca es más ligera y sin los aceites naturales de la Teca. Dureza, durabilidad y estabilidad.

Madera de Bambú. Originaria de Asia es una de las maderas más duras del mercado. Normalmente se le aplica un tinte de color marrón y son aceitadas para protejer la tarima, con el tiempo el tono de la madera se torna gris. Son maderas termotratadas, un tratamiento  que en ausencia de oxígeno se aplica calor sobre la madera, casi hasta el punto de combustión. Esto altera la composición química de la madera y sus propiedades. Son una excelente opción para el exterior.

Madera de Pino. Es la especie que ocupa mayor superficie natural en Europa y parte de Asia. Lo ideal es que sea tratada especialmente para exteriores ya que aportará un mejor comportamiento y una mayor durabilidad. El tratamiento más común es el protector autoclave además de requerir el barnizado adecuado. Flexible para poderle dar el acabado deseado.

Mostrando todos los resultados 6